Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Amy Winehouse - Frank
por pessinoch Mar Abr 07, 2009 4:45 pm

» Amy Winehouse - Back To Black
por pessinoch Mar Abr 07, 2009 4:44 pm

» Le quitan Medalla a U.S.A
por nacho Mar Feb 24, 2009 10:19 pm

» El DVD de Peter Capusotto y sus videos...
por nacho Mar Feb 24, 2009 10:17 pm

» Lluvia de sangre en Colombia
por nacho Mar Feb 24, 2009 10:13 pm

» Supertramp - Discografía
por pessinoch Jue Feb 12, 2009 9:46 pm

» Nero 9.2.6.0 + Serial
por pessinoch Mar Ene 13, 2009 11:47 pm

» 3 de Didiembre Día del Médico...
por pessinoch Lun Dic 08, 2008 8:03 am

» Morcheeba: From Brixton To Beijing (ratdvd)
por pessinoch Vie Oct 03, 2008 9:43 pm

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros
Enero 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de Agua y ajo en tu sitio social bookmarking
Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de Agua y ajo en tu sitio social bookmarking
Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de Agua y ajo en tu sitio social bookmarking

River 1 - Huracán 0

Ir abajo

River 1 - Huracán 0

Mensaje  pessinoch el Sáb Mayo 24, 2008 9:42 pm

Vivito y coleando

El equipo de Simeone no encontraba el rumbo y la
ilusión del título se alejaba. Pero entró Ortega y fue una de las
figuras de este triunfo. Buonanotte volvió a salvarlo con un gol a diez
minutos del final, después de un pase del Burrito. El Millo es puntero
y la pasó la presión a Estudiantes.



En épocas de vacas flacas, River tenía en sus manos la posibilidad de
darle una alegría a sus hinchas: derrotar a Huracán en el Monumental y
ser el único puntero, al menos hasta que juegue Estudiantes. Por eso,
el Cholo Simeone insistió con el esquema que más le gusta: 3-3-3-1. Una
novedad: el local salió a la cancha con una novedosa camiseta violeta.

Curiosamente, fue el Globo el que mejor se paró en la cancha en el arranque. Organizado y prolijo. Con una clara intención: jugar el partido lejos del arco de Barovero.
Sin un enganche fijo, pero con dos volantes externos muy movedizos.
Zarif en el derecha y Poggi sobre la otra banda. La pelota y el dominio
era del visitante, que produjo la primera de peligro a los 9. Franzoia
recibió sobre la izquierda ante la marca de Gerlo y mandó un centro
bajo. Nieto, en la puerta del área chica, se relamía. Cuando se
disponía a rematar surgió Cabral para evitar la apertura del marcador.
Una alarma para la defensa riverplatense, que sufría con los pelotazos
cruzados.

Mientras tanto, se veía a un River pálido e impreciso.
En los primeros 20 minutos Abreu brillaba por su ausencia, y no por su
culpa. El problema estaba en la gestación de la jugada. Encima, cuando
el local tuvo un tiro de esquina lo desaprovechó insólitamente y le
brindó a Huracán un claro contragolpe. Ponzio lo tuvo que bajar a Nadal
en la puerta del área cuando el volante se iba al gol. En el tiro libre
el cuestionado Carrizo le ahogó el grito de gol a Zarif.

River
dio señales de vida a los 26, casi sin querer. Abreu peinó una pelota
que parecía no llevar peligro. Pero el defensor Goltz se durmió, Falcao
le ganó la posición y quedó mano a mano con Barovero. Pero el
colombiano definió suave, sin fe a las manos del arquero. Enseguida
respondió Huracán. Nieto probó de media distancia con un remate a
colocar que se perdió cerca del palo. Y en este aluvión de jugadas
peligrosas, Falcao casi convierte a los 30, pero se apuró y su tiro de
emboquillada se fue lejos.

A los 36 los hinchas locales
comenzaron a pedir por Ortega. Es que el equipo mostraba entusiasmo,
pero muy poquito fútbol. El canto de los simpatizantes despertó a sus
jugadores. Entonces, fue el momento de River, que acorraló a Huracán. A
los empujones. Con mucho vértigo, como le gusta a Simeone. Hubo una
mano de Domínguez en el área. Pareció penal. Baldassi juzgó que fue sin
intención. La primera parte se fue en un clima tenso. Un clima tenso que nacía en las tribunas y se palpaba adentro.

River arrancó el complemento de la mejor manera: con Ortega en la cancha
(reemplazó a Nico Domingo). El cambio se notó enseguida. En lo anímico
y futbolístico. Porque el Burrito le quito responsabilidad a Buonanotte
y entonces el que creció fue el juego del Millonario. El Enano marcaba
el camino. Como a los 7, cuando le metió un caño a Goltz y sacó un
centro bajo que Abreu no pudo interceptar. La defensa del Globo rechazó
la pelota como pudo. Abelairas la recibió y sacó un zurdazo que
Barovero controló junto a un poste. El partido estaba clarito: River iba, Huracán jugada de contra.

Simeone
buscó más profundidad con Alexis Sánchez, quien entró por el irregular
Augusto Fernández. La variante postergó varios metros al Pitu
Abelairas. Ponzio seguía como líbero, y Cabral y Gerlo hacían marca
personal. El mediocampo ya era una zona de tránsito. De ida y vuelta constante.
Un ida y vuelta en el que Huracán se sentía más cómodo. Arano se
proyectó y avisó con un zurdazo que pasó cerca del palo. También Nieto
tuvo la suya, pero a su cabezazo le faltó fuerza. Mientras tanto, el
Cholo seguía metiendo cambios...

A los 25, el último manotazo
de ahogado del entrenador. Sacó a Abreu, resistido por los hinchas, y
le dio vida a Rosales. Pero los ataques del local morían en los pies de
Goltz y Puertas, que sacaban todo. River no encontraba la forma de
romper la solidez defensiva del Globo. Los minutos pasaban y el partido
parecía encaminado al empate. Pero a diez minutos del final, apareció
en acción Buonanotte, el nuevo héroe. La jugada la arrancó
Ortega sobre la derecha. Eludió dos defensores y habilitó al Enano,
quien estaba en soledad, en la otra punta. El enganche metió un zurdazo
cruzado que venció a Barovero. Golazo. Desahogo en el festejo.

En
el final, River pudo haber goleado. Rosales tuvo dos y en ambas definió
mal. Alexis se mandó un slalom y sólo le faltó eludiar al arquero. A
Ortega le anularon mal un gol por una posición adelantada inexistente.
Y Falcao tuvo la suya. El Millonario terminó justificando el triunfo en los últimos minutos.
Cuando Baldassi decretó el final, Simeone festejó pegando un salto. Un
salto como el que tuvo River con el ingreso de Ortega. Porque estos
tres puntos le sirvieron para llegar a lo más alto del Clausura, por lo
menos hasta mañana cuando Estudiantes se enfrente a Independiente.
Mientras tanto, a disfrutar.


FUENTE

pessinoch
pessinoch
Admin

Cantidad de envíos : 216
Edad : 47
Localización : Neuquen
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario http://aguayajo.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.