Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Amy Winehouse - Frank
por pessinoch Mar Abr 07, 2009 4:45 pm

» Amy Winehouse - Back To Black
por pessinoch Mar Abr 07, 2009 4:44 pm

» Le quitan Medalla a U.S.A
por nacho Mar Feb 24, 2009 10:19 pm

» El DVD de Peter Capusotto y sus videos...
por nacho Mar Feb 24, 2009 10:17 pm

» Lluvia de sangre en Colombia
por nacho Mar Feb 24, 2009 10:13 pm

» Supertramp - Discografía
por pessinoch Jue Feb 12, 2009 9:46 pm

» Nero 9.2.6.0 + Serial
por pessinoch Mar Ene 13, 2009 11:47 pm

» 3 de Didiembre Día del Médico...
por pessinoch Lun Dic 08, 2008 8:03 am

» Morcheeba: From Brixton To Beijing (ratdvd)
por pessinoch Vie Oct 03, 2008 9:43 pm

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Compañeros
Enero 2019
LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de Agua y ajo en tu sitio social bookmarking
Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de Agua y ajo en tu sitio social bookmarking
Bookmarking social
Conserva y comparte la dirección de Agua y ajo en tu sitio social bookmarking

Hipócrates

Ir abajo

Hipócrates

Mensaje  pessinoch el Miér Jun 11, 2008 12:43 am



Hipócrates de Cos (siglo V adC - siglo IV adC), es el padre de la medicina moderna. No hay que confundirlo con Hipócrates de Quíos, matemático griego del siglo V adC, y que nació en la isla de Quíos, no muy lejos de la de Cos, cuyo hito más importante fue la cuadratura de la lúnula.

Biografía
Los historiadores aceptan que Hipocrates existió realmente, que nació cerca del año 460 adC en la isla de Cos y era un famoso médico y profesor de medicina. Toda otra información biográfica es posiblemente apócrifa (leyendas). Como no existen verdaderas fuentes bibliograficas de su vida sólo se cuenta con relatos de tradición oral, que no son muy fiables.[1]
Sorano de Éfeso, sobre el cual se sabe poco, fue el primer biógrafo de Hipócrates y es la fuente de mayor información, aunque no fiable. Sorano indica que el padre de Hipócrates, era Heráclides, también médico, y nombra a su madre, Praxitela. Tenía dos hijos, Tesalo y Draco, y un yerno, Polibio. Los tres eran sus estudiantes, pero sólo Polyibio considerado el verdadero sucesor de Hipócrates según Galeno, y también dijó que Tesalo y Draco cada uno tuvo un hijo los que fueron nombrados Hipócrates.[2].[3]
A los 13 años comenzó sus estudios de medicina y le abrieron las puertas del templo de los Asclepiades (de Asclepio, dios mitológico de la medicina). Luego viajó a Egipto para terminar su formación. Dejó una obra compuesta por 53 escritos que fue recogida por sus discípulos en el Corpus hippocraticum. Fue autor de Tratado del pronóstico y de Aforismos, entre otras obras. Padre indiscutido de la medicina moderna, su mérito fundamental fue el de desarrollar un sistema racional basado en la observación y la experiencia para el estudio de las enfermedades, cuyas causas atribuía a fenómenos naturales y no a intervenciones de los dioses o a fenómenos de tipo mágico-religioso. Indudable genio de la medicina naturalista a él se atribuye el conocido Juramento Hipocrático.


La medicina hipocrática

Se describe el cuerpo humano como una asociación de los cuatro humores: flema (agua), bilis amarilla (fuego), bilis negra (tierra), y sangre (aire). La enfermedad se desarrolla por una pérdida del equilibrio de estos humores. El mantenimiento de la salud se efectúa a través de la dieta y la higiene. Éstas ideas persisten durante la Edad Media y el Renacimiento.
Por otra parte uno de los más importantes hechos establecidos por la medicina hipocrática fue la división de las labores de los médicos. Antes de esto las funciones del médico eran sanar o matar.
Métodos de tratamiento
La medicina hipocrática era simple, estéril y apacible siempre que fuese posible. Por ejemplo, solamente se usaba agua limpia o vino para tratar las heridas, aunque el tratamiento “seco” era preferible[4].
El método hipocrático era muy acertado al tratar dolencias simples tales como las fracturas, que requirieron la tracción estirara el esqueleto y hacia presión sobre el área dañada. El banco hipocrático, fue un sistema que precedía a un dispositivo de tortura, y otros dispositivos fueron utilizados con este fin.

Crisis
Un concepto importante en medicina hipocrática era el de crisis, un punto en la progresión de la enfermedad en el cual ésta comenzaría a derrotar al paciente y como consecuencia el paciente moriría, o del contrario, los procesos naturales harían que el paciente se recuperase. Después de una crisis, podía seguir una recaída, y entonces una crisis definitiva (fatal). Las crisis ocurren en los días críticos, que, como se suponía, eran un tiempo fijado antes del contagio de la enfermedad. Si una crisis ocurre en un día lejos de un día crítico, se puede esperar una recaída.

Juramento hipocrático
Artículo principal: Juramento hipocrático
El trabajo más famoso de la recopilación hipocrática es el juramento hipocrático, una declaración de carácter ético doctoral, tomado históricamente al principio de la carrera de un doctor; que señalaba, entre otras cosas, que el médico debe contar con un carácter honesto, calmado, comprensivo y serio. Mientras que el juramento se utiliza raramente en su forma original, los derivados de éste se toman hoy y sirven como bases para juramentos y leyes que definan buenas prácticas y moralejas médicas.



FRASES CÉLEBRES:

1. "Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza alguna para el porvenir."

2. "La vida es breve, el arte largo, la ocasión fugaz, vacilante la experiencia y el juicio difícil."

3. "Tus fuerzas naturales, las que están dentro de ti, serán las que curaran sus enfermedades."

4. "El arte es largo, la vida breve, la ocasión fugitiva, la experiencia falaz, el juicio dificultoso. No basta que el médico haga por su parte cuanto debe hacer, si por otro lado no concurren al mismo objeto, los asistentes y demás circunstancias exteriores."

5. "La fiebre de la enfermedad la provoca el cuerpo propio, la del amor el cuerpo del otro."

TOMA PA VO...!!! ^^ ^^ ^^

Hipócrates y la Medicina

¡Qué maravilloso es el milagro de la vida y qué asombrosas son las cosas vivientes! La planta más minúscula, el animal más ínfimo parece más complejo e interesante que la masa más grande de materia inerte que podamos imaginar.
Porque, a fin de cuentas, la materia inerte no parece hacer nada la mayor parte del tiempo. O si hace algo, actúa de un modo mecánico y poco interesante. Pensemos en una piedra que yace en el camino. Si nada la molesta, seguirá allí por los siglos de los siglos. Si le damos una patada, se moverá y volverá a detenerse. Le damos más fuerte y se alejará un poco más. Si la tiramos al aire, describirá una curva de forma determinada y caerá. Y si la golpeamos con un martillo, se romperá.
Con algo de experiencia es posible predecir exactamente lo que le ocurrirá a la piedra en cualquier circunstancia. Uno puede describir sus avatares en términos de causa y efecto. Si se hace tal cosa con la piedra (causa), le ocurrirá tal otra (efecto). La creencia de que iguales causas obran más o menos los mismos efectos en todas las ocasiones conduce a la visión del universo que llamamos «mecanicismo»
Un universo predecible
Incluso algo tan notable como el Sol parece salir mecánicamente todas las mañanas y ponerse mecánicamente todas las noches. Si uno lo observa con atención, aprenderá a predecir exactamente la hora a que sale y se pone todos los días del año y la trayectoria exacta que recorre en el cielo. Los antiguos hallaron reglas para predecir el movimiento del Sol y de los demás cuerpos celestes, y esas reglas jamás han sido infringidas.
El filósofo griego Tales y sus discípulos afirmaron hacia el año 600 a. C. que la «ley natural» de la causa y el efecto era todo cuanto hacía falta para comprender la naturaleza (véase el capítulo 1), y esa ley natural hacía innecesario suponer que el universo estaba regido por espíritus y demonios.
Pero ¿y los seres vivos? ¿Era válida para ellos la ley natural? ¿Acaso no se regían por sí mismos, desviándose a menudo de la ley de la causa y el efecto?
Un resultado incierto

Para los pocos que seguimos pensando que la medicina es un arte más que ciencia y para todos aquellos que la bastardean... Embarassed Rolling Eyes
pessinoch
pessinoch
Admin

Cantidad de envíos : 216
Edad : 47
Localización : Neuquen
Fecha de inscripción : 20/04/2008

Ver perfil de usuario http://aguayajo.superforo.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.